Entrevista a los alumnos seleccionados para el concurso «Diseños que cambian vidas»: Cristina Balaguer

escuela de moda

Cristina nos confiesa estar muy emocionada e ilusionada por participar en el concurso “Diseños que cambian vidas” y aún más por poder plasmar en sus diseños su pasión por África. Nos cuenta su experiencia en esta entrevista.

¿Cómo te enteraste del concurso? ¿Qué te impulsó a presentarte? ¿Has participado alguna vez en algo parecido?

Pude conocer la Fundación COSO y el concurso “Diseños que cambian vidas” gracias a la escuela Andrespert. Allí me animaron a participar ya que conocían mi gran pasión por África, la cual ha sido en muchas ocasiones gran inspiración para mí.

He participado en eventos de moda por la selección de algunos de mis proyectos, pero en este, será la primera vez en la que mis diseños desfilan en una pasarela y su fin es reivindicativo. Así que voy con gran ilusión y entusiasmo.

A la hora de crear tus diseños, ¿en qué te inspiras? Te informas de las tendencias, coges ideas de lo que te rodea… Y, en concreto ¿en qué te has inspirado para crear los diseños para el concurso?

Me inspira el arte, las culturas lejanas, los tiempos pasados y el universo. Y en la naturaleza, las pequeñas cosas mecánicas que forma la vida…colores, texturas, formas etc. Me maravillan y me sorprenden.

Como se suele decir, “la naturaleza es bella”, y ella influye mucho más de lo que creemos en muchos de los diseños que podemos contemplar y con ello, aprovecho la ocasión para también animar a que la cuidemos más.

Sabemos que la producción textil es la segunda fuente de contaminación industrial de agua potable. Por ese motivo intento aportar mi granito de arena en la moda reutilizando materiales excedentes de industria, telas, objetos… dándoles una nueva vida. Utilizando el “diseño sostenible” trato de encontrar soluciones creativas a materiales usados.

Esto es lo que realmente me influye a la hora de diseñar, intentando huir de las tendencias, me centro en crear lo que me inspira en cada momento. Me pongo delante del maniquí y como si de un lienzo se tratara, le voy dando forma.

En esta ocasión me he inspirado en una tribu africana llamada “Dogon”. Esta tribu tiene una historia muy interesante, caracteriza por los espectaculares bailes que le otorgan a sus dioses cada 60 años. Con un peculiar atuendo al que no dejan detalle en cuanto formas y colores. Este acto es su forma de agradecer su gran conocimiento de todo lo que les rodea, la naturaleza. Ya que, desde hace años, cuando no existían medios, han sido pioneros en conocimientos de las constelaciones y avances.

¿Qué sentiste al enterarte de que eras una de las elegidas? ¿Qué supondría para ti ganar este concurso?

Me sentí muy emocionada al ver que el jurado había valorado mi trabajo y muy agradecida de que hayan plataformas como la Fundación Coso que apoyen a jóvenes diseñadores emergentes y la moda vanguardista.

Supondría un orgullo poder ganar y ayudar a las mujeres africanas a conseguir medios para estudiar corte y confección, poder desarrollar su propia creatividad a través de la moda, y transmitirles que cualquier material se puede trasformar en arte.

Cuéntanos un poco más acerca de tu experiencia en la escuela Andrespert: ¿Cuándo empezaste a formarte? ¿Qué curso has realizado? ¿Qué es lo que más has valorado de la formación recibida? ¿Tienes pensado realizar algún otro curso en la escuela? ¿La recomendarías?

Hace seis años que conocí a Mº Jose, directora de Andrespert, fue mi profesora de patronaje en mi primer año de diseño de moda y la primera persona que me enseñó a coser a máquina. Desde entonces siempre me ha ayudado en mis proyectos más importantes, me ha enseñado la importancia del patronje y animado en todo lo que me he propuesto.

Recomendaría sin duda a cualquier persona que tenga interés por el diseño de indumentaria hacer el curso, ya que es la base en cualquier nivel que te encuentres o tipo de diseño que desees crear.

concurso de moda

Los comentarios están cerrados.
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest