Corte y confección: los pantalones

Ya a principios del siglo XX se habían dado algunos intentos de popularizar el uso de pantalones entre las mujeres. Una pieza imprescindible en nuestras vidas hoy en día y que podrás aprender a diseñar y crear con nuestro curso de corte y confección. Estos intentos no se limitaron a los bloomers, en su versión modelo deportivo para ciclistas; a partir de 1900 algunas jóvenes habían osado ponerse por los bulevares traje pantalón, con las consiguientes burlas de los transeúntes, incluidas las de los miembros de su propio sexo.

los pantalones 1

Los pantalones no fueron considerados parte indispensable del vestuario femenino hasta el estallido de la primera guerra mundial, cuando difícilmente hubieran podido cumplir con sus nuevas obligaciones con otra indumentaria. Aunque el uso de los pantalones no tenía nada que ver con la moda, muchas descubrieron que podían resultar elegantes de esta guisa, sobre todo si vestían con el overall, prenda que recordaba el uniforme de los pilotos. Sin embargo, lo que estaba bien visto para trabajar, no estaba aún permitido en los círculos sociales. El camino de los pantalones hacia la aceptación general fue tan lento como la propia emancipación: en los momentos en que se aceptaban, la liberación de la mujer realizaba grandes avances; cuando se celebraba el advenimiento de la “nueva feminidad” había que aminorar la marcha.

De esta manera, tras la I guerra mundial la sociedad ya estaba preparada para ver mujeres vestidas con esmoquin. Cabe destacar que Yves Saint-Laurent, desde su taller de corte y confección, provocó un nuevo escándalo en 1966 al presentar su célebre revisión del esmoquin femenino. Cuando sus adineradas clientas vieron cómo se les vetaba la entrada a los mejores restaurantes y hoteles, prescindieron de los pantalones y se dejaron ver solo con la chaqueta.

los pantalones 2

En el año 1931, el alcalde de París conminó a Marlene Dietrich a abandonar la ciudad por que la actriz se había atrevido a salir con un traje de hombre.

los pantalones 3

Los pantalones amplios ya habían causado furor como prenda para el tiempo libre y para estar por casa. Sin embargo, el reconocimiento oficial se haría esperar, ya que los trajes pantalón femeninos no fueron aceptados en todas las esferas sociales hasta casi finales del siglo XX.

los pantalones 4

Los comentarios están cerrados.
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Pinterest