El vestido de novia

Con Mayo y Junio llega la época de Bodas y uno de los aspectos que más interés genera es el Vestido de Novia. Por eso esta semana en nuestro post, queremos hablar sobre cómo encontrar el vestido perfecto sin morir en el intento… pinceladas y consejos sacados de nuestro curso de Asesoría de Imagen, impartido en nuestra escuela los viernes.

Vestido de novia

El momento de elegir el vestido, es uno de los más emocionantes para cualquier novia. Actualmente,  todos los colores y diseños están permitidos, siendo lo más importante que la novia se sienta preciosa y segura en este día tan especial.

Hay una frase de la gran diseñadora Coco Chanel que dice “La belleza comienza en el instante en que decides ser tú misma”. Esta frase refleja la importancia de destacar nuestra personalidad y así potenciar lo mejor de cada una. No seguir la moda del momento, sino seguir tu propio estilo, para que cuando veas tus fotos en un par de años más, te siga gustando cómo te veías..

Aquí os dejamos, algunos consejos válidos tanto para novias como para sus invitadas, esperamos que os sirvan de ayuda!

Los factores principales son:

  • Personalidad de la novia
  • Morfología de la novia
  • Armonía de la novia
  • Tipo de vestido de la novia
PERSONALIDAD DE LA NOVIA

El vestido ha de reflejar su personalidad, de este modo podríamos hacer la siguiente clasificación… ¿Cómo eres?

CLASICA

Apostarás por lo tradicional, imperecedero, sencillo, elegante a la vez. Normalmente, la boda será celebrada con ceremonia eclesiástica, por lo que el tipo de escote es muy importante ya que la novia debe llevar los hombros cubiertos en el interior de la iglesia.

Te puedes decantar por cuello barco, cuello a la caja, cuello chimenea o escote en “V”. En el caso de ser palabra de honor, se podrá optar por llevar un bolero o también puedes elegir un abrigo o chaqueta corta de encaje.

Aspectos muy característicos de este estilo, es el volumen del vestido y que tengan algo de cola,  ya que les aporta elegancia, y por supuesto el complemento del velo, el cual es importante elegir con cuidado.

vestido de novia

ROMANTICA

Las novias románticas son soñadoras, delicadas, discretas y sencillas pero con su toque de elegancia. Se decantarán por vestidos con caída, cómodos pero delicados, con detalles  de gasa, tul o encaje. El corte princesa es una de las siluetas más características de este estilo.

Los tejidos estrellas suelen ser tul y organza. También el encaje, ya sea en pequeñas dosis o en su totalidad. Otras opciones de tejidos son la gasa, el chantung, mikado y raso.

Vestido de novia

BOHO

Este estilo es elegido por novias que desean una boda fresca e informal, que huye de protocolos, suele darse al aire libre. La naturalidad y el romanticismo son sus claves.

Su vestido huye de lo impostado y lo más artificial. Las cinturas son poco ajustadas, las mangas ligeras y vaporosas, escotes pueden estar marcados a la espalda con finos tirantes.

Se utilizan tejidos vaporosos, tules, encajes, faldas sueltas, bordados, pasamanerías y transparencias.

Complementos con mucha originalidad, como adornos florales.

vestido de novia

VINTAGE

La novia vintage le encanta los estilos antiguos, y es que este estilo hace referencia a las épocas pasadas pero sin clasificar de antigüedad.

Como tejidos, se seleccionará el más espectacular, incluso heredado, que le dé ese aire vintage a su look.

Las claves para este vestido es conocer los diseños más característicos de cada época, los colores que varían desde grises, beis, estampados…; los cortes son holgados, rectos, en forma de “A”; destacando detalles de encaje, bordado, volantes, abotonaduras…

Los accesorios, maquillaje y peinado marcan la diferencia evocando la época elegida.

vestido de novia

MODERNA

Está definida por la ausencia de reglas, dando un toque vanguardista a su look. Apuesta por cortes asimétricos, incluso vestidos cortos o con grandes aberturas, transparencias… Todo vale.

Existe una gran variedad de vestidos que rompen esquemas, como los dos piezas, cortos o de diferentes colores al tradicional blanco.

vestido de novia

MORFOLOGÍA DE LA NOVIA

Es esencial conocer su morfología para determinar el corte que le sentará mejor.

novia

Los tipos de morfología son:

CUERPO RECTÁNGULO

Necesita resaltar la cintura, y por ello los mejores vestidos son los entallados a la altura de la cintura, destacando la parte superior y utilizando escotes en “V” para estilizar. La falda no debe ser excesivamente larga y se evitarán cuellos redondos o cuadrados.

CUERPO TRIÁNGULO

Es necesario lograr el equilibrio llamando la atención sobre la parte superior del vestido, que no sea muy ceñido para que no resalte las caderas, el corte princesa suele ser muy favorecedor. Las mangas, drapeados y adornos en la parte superior ayudan dicho equilibrio. En cuanto a los escotes, los palabra de honor, en “V” o de un hombro suelen ser ideales.

CUERPO TRIÁNGULO INVERTIDO

En este estilo de morfología es esencial dar volumen a la cadera y restarlo a los hombros con escotes que no sean abiertos, por ejemplo los escote caja, cerrados y faldas con volumen o por ejemplo con apliques.

CUERPO ÓVALO

En este caso, más es menos, así que hay que optar por la sencillez y elegancia. Se puede seleccionar un vestido con cintura alta, un corte imperio en el que la falda sea fluida y caiga a lo largo del cuerpo. Escotes corazón o en “V”, pero siempre sin ser ajustado. En general favorecen los drapeados y el vestido no debe ser ni muy ajustado ni muy pomposo.

RELOJ ARENA

En este caso puedes optar por cualquier tipo de vestido, pero los que más favorecerán a este tipo de morfología serán los de tubo o de corte sirena. Los escotes, el palabra de honor o barco son ideales para lucir hombros sin saturar con adornos la zona del pecho si es grande, al contrario si el pecho es pequeño.

 ARMONÍA DE LA NOVIA

Las novias suelen ir de blanco, pero existen distintos tipos y a cada una le favorece un tipo:

BLANCO PURO: Blanco azulado y destellante, perfecto para novias con la tez oscura

BLANCO NIEVE: Blanco radiante pero sin matiz azulado. Ideal para con tono de piel moreno.

CRUDO/ BLANCO ROTO: Es el color natural de la seda antes de someterla a tinturas. Favorece a las novias con tez ni clara ni muy morena.

PERLA: Tono cercano al vainilla, no es muy habitual pero es elegante y fino. Ideal para mujeres cono piel morena.

MARFIL: Tono cercano al beis: Ideal para novias con la tez muy blanca

CHAMPÁN: Suavemente dorado, no le sienta bien a todos tipo de piel.

NUDE: Es el color de la piel y no se suele utilizar como color principal aunque sí combinado con blanco o crudo, con bordados o encajes simulando efecto tatoo.

ROSA EMPOLVADO: Muy utilizado en los vestidos con aire vintage. Muy buena opción para las novias de piel más clara.

Por otro lado los zapatos de la novia y la ropa interior tienen una importancia fundamental. En el caso de la ropa interior es esencial hacerse las pruebas del vestido con la definitiva y en el caso del zapato si no se elige correctamente te puede arruinar el día…

novia

¿Qué os han parecido nuestros consejos? Esto y mucho más en nuestro curso de Asesoría en nuestra escuela de Andrespert.

Los comentarios están cerrados.
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram