Breve historia del sujetador

Este post lo vamos a dedicar a la corsetería. Vamos a dar un pequeño paseo por la historia del sujetador sin remontarnos demasiado en el tiempo…

Obviaremos la época en la que se usó los corsés, artefactos diseñados para estrechar la cinturas desde 12 a 32 centímetros!!!

Sólo destacaremos que fue  impuesto por Catherine de Médicis quien puso en vigor una prohibición a las cinturas anchas para asistir a la Corte Real. A partir de entonces se iniciaron 350 años de tortura para las mujeres.

corsé

El primer sujetador moderno hizo su aparición en el año 1913, por Mary Phelps Jacobs, una dama de la sociedad neoyorquina, que fue la responsable de la decadencia del corsé.

Corsé

Las mujeres elegantes de la época llevaban corsés de ballenas y cordaje, tremendamente incómodos.. pero a Mary Jacobs no le preocupaba la comodidad, sino la apariencia. En 1913 adquirió un carísimo vestido de noche para una fiesta de sociedad. Este vestido dejaba al descubierto el contorno de su corsé, por lo que la señora Jacobs, ayudada por su doncella francesa, confeccionó un sucinto sujetador sin espalda, valiéndose de dos pañuelos blancos, una cinta y un cordón. Las amigas que admiraron este improvisado modelo, tan ligero y práctico, recibieron uno como regalo. Una carta de una desconocida, que contenía un dólar y el pedido de una de esas prendas, hizo que Mary Jacobs se decidiera a presentar dibujos de su modelo ante la oficina de patentes.

En noviembre del año 1914, se le concedió una patente y ayudada por un grupo de amigas, Mary Jacobs confeccionó manualmente varios centenares de sujetadores pero sin el apropiado marketing, su negocio se vino abajo. Poco después fue presentada a una diseñadora de la Warner Brothers Corset Company de Bridgeport, a la que explicó su invención y cuando esta empresa le ofreció 1.500 dólares por los derechos de patente, Mary aceptó. Aparecieron seguidamente innovaciones del modelo de Mary Jacobs.

El uso del sostén se disparó en 1917 gracias a que en Estados Unidos le pidió a las mujeres que no usarán corsés en plena Primera Guerra Mundial para ahorrar en metal y poder fabricar buques de guerra.

En los los dorados años 20 fueron la época del glamour y del nacimiento de las Flappers, era el inicio de la mujer moderna .

Gracias a Paul Poiret, quien impuso una silueta rectilínea y ciertamente andrógina en estos años. Con esta tendencia las chicas comenzaron a vendar sus pechos para aplanarlos. El Symington Side Lacer presentaba unas cintas laterales que se apretaban para aplanar el pecho que combinado con una faja, se conseguía el efecto de una silueta rectangular idónea para los vestidos flappers de cintura baja.

Corsé

En los años 20 aparece la incursión del tejido elástico, y en los treinta aparecieron el sujetador sin tirantes y las copas de tamaño estándar.

La protagonista de la introducción de tallas fue Ida Rosenthal, una emigrante judía rusa que, con la ayuda de su marido, fundó la Maidenform.

Ida Rosenthal, alteró la tendencia al promover unos sujetadores que realzaban el busto. Combinando su propia experiencia como modista y los patrones de papel, agrupó a las mujeres americanas en categorías según el tamaño del busto, y produjo una línea de sujetadores tendente a realzar la figura femenina de las diferentes edades, desde la pubertad hasta la madurez.

Corsé

Su seguridad en el retorno del busto pronunciado como elemento de la moda creó la industria Maidenform, evaluada en cuarenta millones de dólares.

Corsé

En los años 30 la ropa interior se empieza a tornar más y más ligera y consigue poco a poco rasgos modernos.

Corsé

En los años 40 El conjunto consiste en un sujetador, pantaletas y una falda inferior. En tiempos de guerra no se ponían a pensar en algo más sofisticado.

Corsé

En los años 50 Christian Dior establece un estilo nuevo, New Look, y regresa a los orígenes: cintura delgada, senos voluminosos y cadera curvada. Los sujetadores tenían forma de conos, se consideraba más atractiva.

Corsé

En los años sesenta, aparece un movimiento feminista, formado por medio millar de mujeres que en su mayoría eran féminas de mediana edad y amas de casa. Decidió protestar y manifestarse a favor de la liberación femenina en el marco de la elección de Miss América en New Jersey, Estados Unidos. Cuando quemaban sujetadores como símbolo de liberación femenina, preguntaron a Ida Rosenthal si  este movimiento señalaba la desaparición del negocio de los sujetadores, y ella contestó: “Somos una democracia. Toda persona tiene derecho a vestirse o desvestirse. Sin embargo, cumplidos los treinta y cinco años la mujer no tiene una figura que pueda prescindir del sujetador. El tiempo está a mi favor.”

Corsé

Con el tiempo los ángulos de los sujetadores se vuelven menos marcados. Una de las mujeres que dictaba la moda de aquel entonces era Brigitte Bardot, el ícono del estilo de la década.

Corsé

A partir de los años 70 la delgadez estaba a la moda, y la intentaba resaltar aún más la ropa interior: lacónica y sencilla, no incomodaba al hacer movimientos.

Corsé

A partir de los años 80 despierta el interés de de ropa interior. Las casas de moda buscan satisfacer a las damas más exigentes. Los modelos son muy femeninos, sofisticados y diversos. La combinación de encaje y seda no solo existe en color negro.

Hasta nuestros días en los que es difícil distinguir entre la ropa y la ropa interior. Corsé y body ya no se ocultan debajo de los vestidos y en la que es tendencia enseñar el sujetador.

Corsé

Si te gusta la corsetería, sigue nuestro blog.

Pronto nuevos post con más detalles sobre patronaje, estructuras, tipología y orientaciones para saber cual es el patrón que mejor se adapta a tu morfología.

 

Mª José Andrés, Directora del centro.

Publicar Etiquetados con, , ,
Los comentarios están cerrados.
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram