Calvin Klein, hablamos de moda

Calvin Klein

Un diseñador que revolucionó el mundo de corte y confección. Nacido en el Bronx al igual que Ralph Lauren, también se convirtió a principios de los ochenta en un gigante del marketing y un gran gurú del lifestyle. Klein había abierto su negocio a finales de los años sesenta y durante la década siguiente formo parte de la generación de diseñadores que creó la versión para mujeres del vestuario masculino. El blazer de botonadura simple con solapas alzadas pasó a ser una prenda imprescindible del armario de cualquier mujer, al tiempo que los trajes pantalón copiaban al detalle el corte de los trajes masculinos y se combinaban con camisas ceñidas. Las mil rayas, las blusas con cuello de frac y los tres piezas de lino blanco satisfacían la nostalgia alimentada por películas como Borsalino, El Padrino y Gran Gatsby. La moda abstracta propuesta por Klein durante los ochenta, los discretos trajes pantalón, sus vestidos camiseros y los vaqueros estrechos sentaron las bases del llamado American Look, que se resume en la máxima de que incluso la prenda más humilde puede alcanzar el Olimpo de la elegancia, porque el criterio para reconocer el estilo no es el “qué” sino el “cómo”. Klein no se limita a vender ropa sino toda una manera de entender la existencia moderna, una concepción que se difunde a través de campañas publicitarias de Bruce Weber, tiendas de estilo cuidado y el estilo de vida del propio modisto.

Durante la segunda mitad de los años noventa, las colecciones de Calvin Klein, así como las de Donna Karan, mostraron influencias de las vanguardias japonesas en su estilo de corte y confección que se apartaban del código de la moda de sport estadounidense.

El diseñador debe su fama mundial a sus espectaculares campañas publicitarias como la de 1980, en la que Brooke Shields, con 15 años, proclamó a los cuatro vientos que nada se interpondría entre ella y sus vaqueros de Klein.

 calvin klein 1

Aunque sus colecciones no revelan visiones futuristas, el propietario de uno de los mayores imperios del sector consigue que sus diseños parezcan intemporales y al mismo tiempo modernos, además de aportar a sus clientes estilo y una aureola erótica.

El éxito en la década de los años ochenta continuó, las ventas minoristas mundiales reportaron ganancias de más de 600 millones de dólares; la ropa de Klein se vendía en más de 12.000 tiendas en los Estados Unidos y estaba disponible también en otros seis países. Durante esta década el ingreso anual rebasó los 12 millones de dólares.

Fue el introductor del bóxer para hombre y mujer.

En los noventa, se promovió la colección de ropa interior con grandes anuncios espectaculares mostrando la imagen del entonces cantante Mark Wahlberg modelando un bóxer junto a la modelo británica Kate Moss, la campaña fue exitosa a tal grado que los boxers que mostraba Mark fueron conocidos por la gente como los Calvins.

calvin klein 2

Los comentarios están cerrados.
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿en qué podemos ayudarte?
Visit Us On FacebookVisit Us On Instagram